martes, 31 de octubre de 2017

¡UNA GRAN SORPRESA!

Esa tarde Holland y Steve regresaron del laboratorio médico, con los resultados en la mano.
  Steve come ansias por saber lo que pasa.
Holland, tiene emoción e incertidumbre.
 Llegan y abren los resultados.
 ¡Holland está embarazada!
 STEVE: Amor, ¡no lo puedo creer! ¡Vamos a tener un hijo!
 ¡Ambos no lo pueden creer! Había pasado tanto tiempo que hasta habían pensado que no podrían tener bebés.
 HOLLAND: ¡Vamos a tener un bebé! Uno nuestro, nuestro primer hijo.
 Tengo 4 semanas. Apenas y lo siento.
 STEVE: ¡Seremos padres! Ven, los quiero cargar a los dos.
 
 HOLLAND: ¿Tú qué crees que sean? ¿Serán uno o dos?
STEVE: No lo sé, pero será algo maravilloso.
HOLLAND: ¿Qué pasará con mi trabajo? ¿Hasta cuándo podré trabajar?
STEVE: No lo sé, tendremos que planearlo. Lo que sí sé es que esto cambiará nuestras vidas.
 
STEVE: Ahora, seremos una familia.
HOLLAND: Tienes razón, un bebé nos unirá aún más.
STEVE: ¡Ya no volveremos a dormir igual! Bueno, eso dicen, ja, ja ja.
HOLLAND: No lo sé, pero será bienvenido, ambos estaremos embarazados, esperándolo con mucho anhelo y amor.
STEVE: Así es amor. Te amo.
HOLLAND: Yo también te amo. 
Continuará...

2 comentarios:

  1. ¡Es una muy buena noticia! Encantadora historia :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Milli, gracias, no te pierdas la continuación.

      Eliminar